Bienvenidos a nuestro álbum sin sentido. Estas primeras canciones se compusieron con el objetivo de hacer música, nada más. Confesamos que no hubo ninguna intención premeditada de darle una coherencia al disco. En él, no se defiende ningún tema político, social, ni mucho menos moral. Nos encontramos delante de una mera exposición, detallada y concisa, de varias emociones que se enredan en forma de canción. Detrás de este aparente caos se puede percibir una analogía que va más allá del propio estilo: una actitud. La voluntad de defender a toda costa un estado emocional, el descaro con el que plasmamos una idea y el juego de contradicciones constantes, son los pilares que definen esa actitud que tiende a ser orgullosa y, al fin y al cabo, muy humana.

 

Podríamos imaginar que en este primer álbum cada canción ha sido compuesta por alguien invadido y dominado por un sentimiento, ya sea de rabia, ternura, soledad, orgullo, tristeza… Lo único que se repite en cada canción es esa actitud temeraria con la que se vomita sin ningún tipo de reparo, todo eso que un sentimiento desmesurado te hace sentir o pensar. UMBRAL, en lo que se refiere al arte, creemos completamente en la libre expresión, sin censura, sin hipocresía, solo pura exhibición.

 

Es por eso que humildemente os entregamos estas canciones. Haced con ellas lo que queráis, encontrad en ellas lo que os convenga y, sobretodo, recordad que nosotros no somos culpables.

 

PARA SOPORTAR TU PUTO CAFÉ.